Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 8 de junio de 2017

ESTE JUEVES, UN RELATO "Helado de..."

De la mano de Inma, un nuevo encuentro juevero. Para leer todos los relatos, pasar por su blog.






Hubo un tiempo en que las tardes del verano me sabían a helado de vainilla con o sin baño de chocolate.

Por ese entonces el silencio de la siesta “se podía tocar”, quebrado apenas por el canto tenue de algún pájaro quisquilloso reclamando entre las ramas del mandarino del vecino.

La calidez del sol caía implacable sobre las baldosas rojas del pasillo del fondo a la par que mi mirada se perdía tras el bailoteo inquieto de alguna mariposa colorida que visitaba el jardín de mi casa.

Mientras mi padre dormía sin culpa ni remordimientos y mi mamá terminaba de lavar los platos, mi hermano y yo buscábamos a qué jugar hilando nuestra imaginación desde los escalones de la escalera que iba a la terraza.

El sopor de aquella hora inmóvil parecía brotar por los poros de las plantas que poblaban la sombra bajo el limonero, por lo que no era raro dejarse llevar por la somnolencia fragante del momento, imaginando nuevos mundos atizados por la fantasía de una niñez recién estrenada.

De improviso, un canturreo conocido nos llegaba desde lejos traspasando el silencio siestero y de inmediato y al unísono ambos nos lanzábamos a la fácil tarea de entusiasmar a mi madre para que, con apuro, suspendiese lo que estaba haciendo y a las corridas, saliese a la calle para interceptar al heladero que justo en ese momento pasaba por la calle desierta y calcinante.

“¡Palito, vasito, bombón heladoooo!... ¡palito, vasito, Laponia heladoooos!” repetía incansable aquel buen hombre y los ademanes entusiastas de nuestra demanda lograban llamar su atención y detener su lento pedaleo en aquel triciclo con sombrilla desde donde pregonaba su tesoro refrigerado.

Image result

Hoy, rememorando aquellas siestas de veranos tórridos -sin más alivio que un helado sencillo y un ventilador escuálido encendido en las horas más imprescindibles- reconozco que un par de lágrimas se me escurren haciéndole trampas al recuerdo, porque no ha sido sólo sabor y frescura con lo que me he reencontrado. Me quedo paladeando además un agridulce bocado de nostalgia. 


32 comentarios:

Campirela_ dijo...

Preciosos esos recuerdos de niñez en las horas de la siesta , con ese calor que no se podía aguantar y trazando aventuras en que emplear esas al menos dos horas rigurosas ..y justo cuando ya no sabías que hacer te llegaba el sonido del Heladero y como bien has dicho salias como alma que lleva el diablo a por tu helado correspondiente del día .. me has hecho recordar tiempos de niñez .
Un abrazo grande y a comernos un helado mmmmmm que ico muakkk.

Tracy dijo...

Qué bien has descrito el sopor silencioso de las siestas de entonces y esa voz que publicitaba los helados.
¡Qué tiempos!

Fabián Madrid dijo...

Nostalgia mezclada con ilusion y hiello de colores.
Besos.

Ester dijo...

Que preciosidad, no solo el helado, es todo, es aquello que tuvimos, a quienes estuvieron con nosotros, cuantos recuerdos entre sabor de vainilla o de fresa. Un relato entrañable y bien traído. Abrazos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que te hayas sentido transportada a años felices! Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muy cierto, son recuerdos muy lindos 😀 un fuerte abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Tal cual! Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchisimas gracias por tus cálidas palabras. Un fuerte abrazo

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Hola! Qué precioso relato, contado de una manera tal que se me ha hecho que he estado ahí, interceptando al heladero también.

¡Un abrazo!

javier miro dijo...

Perfecto y emotivo viaje en el tiempo con un pasaje que incluye ruidos , olores, y sensaciones inolvidables gracias a tu historia.Me siento muy idntificado especialmente que en mi epoca y en mi pueblo los unicos helados que conociamos eran Laponia como en la foto.Un abrazo

Juan L. Trujillo dijo...

Entrañable manera de recordar esos momentos de la niñez, cuando todos nuestros problemas se solucionaban jugando a la sombra o con un polo de fresa.
Sinceramente, esa añoranza debería tener buena prensa.
Besos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me siento muy satisfecha por haberlo conseguido! Muchas gracias 😁 un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra haber podido compartir esos entrañables recuerdos. Muchísimas gracias por leer y comentar! Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchisimas gracias, Juan. Me pone muy feliz tu comentario. Un fuerte abrazo 😀

María Perlada dijo...

Sabes que me has llevado a recordar mi niñez cuando todos estaban acostados la siesta y yo me quedaba jugando y de vez en cuando, saboreando y disfrutando de esos frescos helados de verano que había en el frigo.

Besos.

Leonor dijo...

Acabo de comentar a nuestra amiga amiga Rosa que ha tenido una inspiración parecida a la tuya, se ha situado en los cálidos veranos de la niñez cuando nuestra felicidad se podía conseguir con tan poco. Excelente tu forma de describir la tarde silenciosa y soporífera. Ya le he dicho que estuve tentada de hacer un relato con el carrito del heladero porque realmente mis primeros recuerdos con los helados son iguales a los vuestros.

Un abrazo.

Maria Liberona dijo...


Muy lindo relato, me a gustado, lleno de esa simplesa hermosa que tiene la vida, que pocos saben valorar

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Se ve que las primeras cosas que nós marcan y sensibilizan en la niñez son muy similares. Poco diferencian las latitudes, al menos en esto! Un abrazo, muchas gracias por tus palabras.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Gracias, María, te agradezco mucho tus palabras. Un abrazo

rodolfo dijo...

no he sido especialmente goloso, pero en estos momentos, mantengo en el congelador de la nevera unos polos riquísimos de chocolate blanco unos, de negro, almendrados, con sabor de dulce de leche, en fin que abro la caja y mi dilema es...elegir
Aunque con 38 grados que se esperan para mañana creo tendré que subirme otra caja de 10 polos nueva

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Jajaja es muy comprensible, aunque a mi me gusta también en invierno. Un fuerte abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Qué bueno que lo haya conseguido! Gracias por leer. Un abrazo

Myriam dijo...

¡Ah! Mónica, un relato super-tierno
lleno de ternura y nostalgia.
Me alegro de haber llegado a tu casa hoy
y encontrármelo.

Besos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Pero qué lindo comentario!me alegra el desayuno, muchas gracias. Buen fin de semana!

Yessy kan dijo...

Hola, Monica.
!Que anoranzas!
De tu pluma nos has llevado a compartir contigo ese anhelo por salir en busca de esos helados, que son divinos tesoros. Verdad, que dejan un trocito de nostalgia al recordar.
Beso

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias, Yessy por tus palabras, me alegra haber conseguido contagiar algo de esa dulce nostalgia.
=)
Un abrazo!

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Tardes soporiferas que con tu relato regresan, eres capaz de transmitir sensaciones y emociones de una forma magistral. Precioso relato que despierta aquello que creias dormido. Besos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias, Inma, por tus generosas y cálidas palabras. Me alegra que te haya gustado. Un fuerte abrazo 😀

Montserrat Sala dijo...

Hola Neo: que bellos recuerdos y que bién explicados. Expuestos con una delicadeza extrema, que ha despertado todos los recuerdos de aquellas soporíferas siestas,de nuestra niñez. Un abrazo grande y caluroso.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me hace sentir complacida saber que he conseguido acercar recuerdos felices. Muchas gracias. Un abrazo grande

rosa_desastre dijo...

Tu nostalgia y la mía se parecen mucho, sabor de siesta y niñez.
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muy cierto. Hemos estado cerquita! Un abrazo fuerte

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000